¿Cómo cerrar un bordado en el bastidor?

Actualizado: 27 ago

Hola querida bordadora y querido bordador, ¿Te has preguntado cómo cerrar tu bordado una vez terminado? ¿Quieres que sea parte de un espacio de tu hogar, pero no estas segura/o de cuál es la mejor opción?. En esta publicación te contaré algunos métodos que utilizo para mis obras. Todo dependerá siempre de qué quieres hacer con tu bordado.


Cuando me aventuré con el bordado a comienzos del año 2017, no sabía en absoluto de bordar, no tenía idea de los procesos que involucra, y mucho menos de cerrar bordados en bastidores, sin embargo la práctica/error, la investigación y las ganas de querer lograr mejores técnicas y que mis bordados fueran asombrosos, con ese efecto "WAUW" - que le llamo- , ese que al verlo no sabes dónde inició y terminó una puntada, una aplicación, etc.. Todo eso me ha dado la experiencia y la confianza para compartir contigo mis procesos en el bordado.


El primer método que apliqué, por instinto, sin investigar nada al respecto fue cortar al ras de las argollas, pero este no lo recomiendo para nada, sin embargo me gusta contarlo como un "Usted no lo haga". - ¿Por qué no Patricio? - Simple, cuando cortas la tela al ras de las argollas, ya no hay posibilidad de tensar la tela nuevamente, y es imposible que quienes vean tus obras tengan la tentación de tocar el bordado, y si por una mala maniobra pasan a llevar con fuerza la mano sobre el bordado, éste va a perder la tensión y posiblemente quede flácido, sin tener forma de remediar la situación.


Así que para evitar este desastre y sentir que han arruinado tu trabajo, es que tienes que responder a la pregunta: ¿Qué quiero hacer con mi bordado? Piensa en que harás con él. Lo colgaras en tu habitación, lo regalarás, lo aplicaras en tu vestuario, etc.


Si has respondido aplicar en el vestuario nada más que hacer aquí, porque claramente tienes que desmontarlo del bastidor y eso podría ser tema para otra publicación del blog, pero si respondiste que has creado tu bordado para colgar en tu habitación como parte de la decoración, sigamos:


El siguiente método lo amo y recomiendo con mi alma. Consiste en cortar el restante de tela que queda fuera del bastidor, pero dejando un margen de unos 2 cm. aprox. - ¿Por qué amas tanto este método Patricio? - Porque considero que se ajusta a muchas variables importante para un bordador (enseguida te cuento como hacerlo, primero te explico porque me encanta este método):


1. Te permite desmontarlo del bastidor para lavarlo en caso que se ensucie con el tiempo.

2. Si no tienes más bastidores para seguir bordando, y tampoco dinero para comprar un nuevo bastidor, puedes volver a usar el bastidor desmontando el bordado que tenías en él y seguir bordando un nuevo proyecto.

3. Si tocan el bordado y lo aflojan, puedes volver a tensarlo.


Bien, como te decía, debes cortar la tela sobrante del bastidor pero dejando un margen de 2 cm. aprox., luego con una aguja e hilo (perlé o mouliné con 6 hebras) vas a usar el punto bastilla, o en otras palabras irás zigzagueando la tela. Lo harás por todo el margen y luego tirarás con fuerza todo el hilo para que se plegue la tela. Con estos sencillos pasos ya puedes decorar tu espacio con un nuevo bordado.


Te comparto un pequeño video dónde te muestro rápidamente como hacer el segundo método que te conté en esta publicación:



Entradas relacionadas

Ver todo